630 210 126 info@corazonverde.org
Polvos dentales y plantas. Promoviendo ecología y salud.

Polvos dentales y plantas. Promoviendo ecología y salud.

¡Qué curioso que trasncurridos más de 20 años de mis comienzos en el mundo de la Etnobotánica y de mis primeras clases en las que siempre les hablaba a los asistentes de uno de los usos de la salvia  (Salvia officinalis) como polvo dental, volvamos ahora a recuperar esa tradición!  Y es que nada se pierde si el objetivo es noble, como sucede ahora que muchas personas nos movemos con la intención de reducir el consumo de plásticos y generar así menos resíduos (Zero waste) y para ello se crean formulaciones con plantas que cuidan nuestra salud y el entorno natural en el que vivimos.

Polvo dental con salvia
Polvo dental con salvia

Este tarrito de la foto tiene ya muchos años y mucha historia y el polvo que hay dentro está elaborado con dos cucharadas de bicarbonato y dos de salvia seca triturada. Siempre he propuesto este polvo dental para hacer una limpieza más profunda de nuestros dientes recordando que antaño la higiene bucal no se hacía como ahora, pero además gracias a las fabulosas propiedades bactericidas de la salvia y a la capacidad del bicarbonato para absorber olores, lo mismo que nos podía servir para lavar nuestros dientes servía y doy fe de que sirve como polvo para incorporar en los zapatos y combatir el mal olor. ¡Vamos, lo contenta que me decía una alumna que estaba por el maravilloso resultado que le daba este sencillo polvo para combatir el olor de las zapatillas de deporte de su hijo adolescente!!.

«Ay Trini, ya puedo entrar en su habitación sin que me de un sofocón», así me decía con mucha alegría. Bien es verdad, que le proponía incorporar de vez an cuando unas gotitas de aceite esencial de la Salvia officinalis o del aceite esencial del Árbol del te, Melaleuca alternifolia.

Salvia officinalis L. en flor
Salvia officinalis L. en flor
(más…)
Polvos y pastas dentales naturales de ayer y de hoy

Polvos y pastas dentales naturales de ayer y de hoy

Siempre me he preguntado cómo se lavarían los dientes mis abuelos, y los abuelos de mis abuelos antes de la existencia de las cómodas pastas de dientes metidas en tubos. La respuesta estaba en la sabiduría popular y me adentré en ella y cómo no, de nuevo las plantas eran las protagonistas.

Masticando tallos de lentisco
Masticando tallos de lentisco
(más…)