Pin It

El algarrobo, paisaje, rusticidad, alimento

Algarrobas maduras

Algarrobas maduras

 

Finales de julio, las mañanas en el campo desprenden el aroma de las algarrobas maduras.  De pequeña,  subíamos a sus ramas y recogíamos algarrobas para “ramonearlas” mientras corríamos sin parar por entre olivos y algarrobos. Ahora las disfruto sin aventurarme entre sus rústicas ramas  y sigo disfrutando del exquisito dulzor de una algarroba madura.

El algarrobo, árbol emblemático del paisaje mediterráneo. Extendido por toda la cuenca mediterránea, adaptado a los terrenos secos, pobres y pedregosos. Antaño cultivado especialmente para el aprovechamiento de sus frutos, las algarrobas, que se empleaban como alimento del ganado. Hoy en día, siguen siendo apreciados sus frutos para alimento de los animales así como para alimento humano. La harina molida se emplea actualmente, para diversos usos, entre ellos,  como sustituto del chocolate, pudiendo elaborar con el llamado”cacao de algarroba” deliciosos postres, como el que os propongo en esta receta.

Pastel de algarroba

Ingredientes:

 

1 litro de bebida vegetal de almendras

150 gr. de algarroba en polvo

1,5 cucharadas de Agar-Agar en polvo

30 ml de sirope de ágave o 2 cucharadas de stevia en polvo

Vainilla natural o canela.

Avellana triturada.

 

Preparación:

         Se pone la bebida vegetal en una cacerola y se lleva hasta el punto de ebullición. A continuación se  va removiendo y se añaden el sirope de ágave o la stevia, el agar-agar y la algarroba en polvo. A fuego lento y removiendo muy bien para que no se hagan grumos, se añade una vaina de vainilla abierta o un poco de canela

Hay que intentar crear una crema ligeramente espesa y homogénea.

Una vez conseguida la crema, se pasa por la batidora por si quedaran grumos y se coloca en uno o varios recipientes pequeños espolvoreando las avellanas troceadas por encima. Enfriar en la nevera o comer caliente, es ya cuestión de gustos.

¡Y a disfrutar de su exquisito sabor!

 

Pastel de algarroba casero Corazón Verde

Pastel de algarroba casero Corazón Verde

 

Volvamos a la historia del algarrobo a lo largo de su larga vida y a recordar sus valores ecológicos y mediombientales. El algarrobo, denominado en latín Ceratonia siliqua L., pertenece a la familia de las leguminosas y como muchos de los miembros de esta generosa familia, ayuda a fijar nitrógeno atmosférico gracias a la relación simbiótica que se produce en sus raíces con unos hongos, relación que se conoce con el nombre de micorriza. Esta asociación entre hongos y raíces lleva produciéndose desde hace 400 millones de años y es la manera natural de fertilización de un suelo.

Entre otros de los beneficios ecológicos, los algarrobos mejoran la calidad del suelo, reducen su salinidad, sus hojas son un excelente abono, sus flores alimentan a una pléyade de insectos, desde moscas, avispas, abejas, coleópteros y su sombra una maravillosa protección para los calurosos días de verano, especialmente agradecida por los pastores trashumantes.

Algarrobas formándose

Algarrobas formándose

La etimología del nombre es ciertamente curiosa, nos recuerda la forma de cuerno de las algarrobas. El nombre del género, “Ceratonia” proviene del antiguo nombre griego que recibía el árbol “keratonia” que a su vez viene del término “keratos” que significa “cuerno”. Y el nombre de la especie “siliqua” viene del latín  “siliquae”,  que significa vaina, nombre con el que se designa a los frutos secos indehiscentes, es decir aquellos que no se abren al madurar.

La palabra “algarroba”, con la que se suele denominar a su fruto,  viene del árabe hispano al-jarruba” Otras nombres populares con los que se conoce al árbol y su fruto son: garrofero, garrofa y la semilla denominada “garrofín” mucho más dura que el resto de la vaina, ha dado lugar a expresiones como: “Error garrafal” o “Error garrofal”, haciendo referencia a un error contundente y grave.

Algarrobas verdes de Ceratonia siliquia

Algarrobas verdes de Ceratonia siliquia

Es un árbol de hojas perennes, compuestas que puede alcanzar una altura superior a los 10 metros y al que le encanta vivir próximo al mar, de hecho se dice que el algarrobo es “árbol que quiere ver el mar”, como lo justifica un hecho acontecido en 1956, cuando unas fuertes heladas de febrero diezmaron las poblaciones de algarrobos especialmente aquellas que habían colonizado tierras más continentales, no afectando así a los que se encontraban más próximos al mar.

Una interesante curiosidad nos la ofrece el algarrobo en su floración, pues se trata de una especie denominada “trioica”, “-tri” significa tres y “-oico”significa casa y obedece esta denominación al hecho de que nos podemos encontrar algarrobos sólo con flores masculinas, algarrobos sólo con flores femeninas y algarrobos con flores hermafroditas.

Os debo una buena foto de sus flores, pero para ello esperaremos a la primavera que viene.

Los usos de este árbol han sido muchos a lo largo de la historia. Las algarrobas han sido un importante alimento para el ganado y para las personas en épocas de escasez, como así fue durante la guerra civil española. En Egipto se empleaba como endulzante y complemento digestivo.

El cocimiento de algarrobas se empleaba como sustituto del café endulzado con azúcar y vainas y semillas hervidas formaban parte de jarabes para combatir afecciones del aparato respiratorio, tos, bronquitis.

En Mallorca se prepara un licor desde mediados del siglo XIX, conocido como Palo de Mallorca, que originariamente se elaboraba con extractos hidroalcólicos de genciana, quina y azúcar caramelizado y al que posteriormente se añadió extractos de higos secos y algarroba para mejorar sus cualidades organoléticas.

Licor de Palo de Mallorca

Licor de Palo de Mallorca

Como os comentaba antes, de la harina de algarroba se elabora el cacao de algarroba, de agradable sabor y exento de cafeína y teobromina, dos excitantes presentes en el chocolate elaborado con el cacao.

Hasta hace no mucho los frailes que habitan el Eremitorio de la Luz, ubicado en el Valle, cerca de Murcia capital, recibían a los visitantes con un delicioso chocolate caliente elaborado con cacao de algarroba.

Las algarrobas son ricas en azúcares, 50%  y proteínas 10%, además contienen vitamina D, vitaminas del grupo B, betacarotenos y sus semillas abundante fibra soluble. Las algarrobas maduras actúan como laxantes suaves, función que también tiene la harina de garrofín.  Son pues un excelente alimento protector de todo nuestro aparato digestivo y gran aportador de energía. Se le atribuyen a las algarrobas muchas más propiedades medicinales, además de laxantes, tales como coagulantes, bactericidas, eliminadoras de metales pesados y protectoras de la mucosa intestinal. Sus taninos fuera ya de ser considerados tóxicos, como se creía antiguamente, se tienen por antioxidantes y eficaces protectores que evitan la formación de las cancerígenas nitrosaminas, son además anttinflamatoiros, antirreumáticos y benéficos para el corazón y los riñones.

Sus semillas, conocidas como garrofines, dado que son de pequeño tamaño y de peso muy regular, se empleaban para pesar el oro, proporcionando la unidad de peso del mismo: Keratos  o Quilates. Así empleada la semilla, se tenía que el oro de 18 kilates era aquel cuya masa de un gramo pesaba 18 semillas de algarrobo. De ellas se extrae un harina blanca, conocida como harina de garrofín que tiene interesantes aplicaciones en cosmética y alimentación como espesante y gelificante, gracias a su contenido en galactomanos.

 

Semillas de algarroba

Semillas de algarroba

 

Las hojas del algarrobo, gracias a su alto contenido en taninos se emplean de manera tradicional para el adobo de aceitunas, evitando así que se reblandezcan.

Hojas de algarrobo

Hojas de algarrobo

Los taninos contenidos en hojas, corteza y frutos,  han hecho del algarrobo una muy útil materia prima para encurtir pieles, que se sumergían en cubos en los que se habían macerado durante horas distintas partes del árbol. Y si de más usos se trata, popularmente las algarrobas verdes se han empleado para hacer desaparecer las verrugas.

 

Algarrobo - Ceratonia siliqua

Algarrobo – Ceratonia siliqua

3 comments to El algarrobo, paisaje, rusticidad, alimento

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Curso de educador ambiental

curso microorganismos

curso Cocina Vegetariana
CURSO DE COLONIAS Y PERFUMES
Curso de cosmética natural
Curso de plantas medicinales
Curso de Jabones ecológicos
Curso de jardinería ecológica