630 210 126 info@corazonverde.org

Fórmulas tradicionales: Linimentos

por | Ene 16, 2023

A lo largo de la historia las personas han creado muchos remedios naturales muchas veces, basados en la necesidad de aliviar dolencias de muy diversa índole y acudiendo a las plantas de su entorno, a la sabiduría de los mayores, a curanderos o curanderas locales etc..

Bajo este título «Fórmulas tradicionales», os iré compartiendo remedios naturales de toda la vida que siguen teniendo valor y uso hoy en día y uno de esos remedios ancestrales son los linimentos y en concreto el linimento oleocalcáreo al que se le han dado múltiples usos que luego os cuento.

Uno de los linimentos más conocidos y mencionados es el «Linimento Sloan», se le conocía también como ungüento del «señor del bigote» y es que este señor del bigote existió de verdad, se trataba de Andreu Sloan quien vivió a mediados del siglo XIX, un inmigrante irlandés afincado en una pequeña localidad estadounidense de Ohio, muy aficionado a los caballos, a los que aplicaba un remedio en forma de masaje en sus patas para aliviar su musculatura agarrotada tras las tareas agrícolas. Posteriormente, sus hijos, en especial Earl Sloan, vio la oportunidad de comercializar también para personas esta fórmula dado que estaban comprobando que les aliviaba diversas dolencias de tipo osteo-muscular.

https://commons.wikimedia.org/wiki/File:Sloans_Liniment_and_more_%284763920673%29.jpg

Hoy en día se sigue comercializando este Linimento Sloan para tratar: reumatismo, lumbago, ciática, contusiones, torceduras, tensión y dolor muscular, tortícolis. No es de extrañar que se le atribuyan todas esas cualidades terapéuticas pues entre sus ingredientes se encuentra la capsaicina, que se extrate de la cayena, el aceite esencial de trementina, así como los aceites esenciales de pino, sasafrás y alcanfor. Si queréis conocer más sobre esta fórmula magistral, incluso sus composición completa aquí en esta web os lo cuentan todo. ¡Muy interesante la historia!

 

Algo que me llama la atención es la etimologia de la palabra «linimento» y lo que realmente entendemos como tal para diferenciarlo por ejemplo de una crema o de un ungüento. Fijaos la palabra linimento viene del latín linimentum, untura, pasta para untar. Es un nombre con un sufijo que hace referencia a un medio o instrumento del verbo linere, untar. Imagino que os ha sorprendido tanto como a mí, al menos la acepción de «pasta para untar», pues los linimentos se caracterizan por ser líquidos y es una característica que los diferencia de una crema facial o corporal y un ungüento. Y si os seguís preguntando por la diferencias entre crema y ungüento, esto es muy fácil pues las cremas van a llevar fase acuosa y el ungüento no, de éstos y aquellas os iré contando cosas en este blog con fórmulas incorporadas en cada historia.

Así describe wikipedia el linimento:

“El linimento es una preparación tópica medicada para aplicar sobre la piel. A veces llamados bálsamos, los linimentos tienen una viscosidad similar o menor que las lociones y se frotan para crear fricción, a diferencia de las lociones, los ungüentos o las cremas. Los linimentos generalmente se venden para aliviar el dolor y la rigidez, como los dolores musculares o la artritis. Por lo general, se formulan a partir de alcohol, acetona o solventes similares que se evaporan rápidamente y contienen compuestos químicos aromáticos contrairritantes como salicilato de metilo, resina de benzoína o capsaicina. Los linimentos existen desde la antigüedad.»

https://en.wikipedia.org/wiki/Linimenthttps://en.wikipedia.org/wiki/Liniment

En la obra del Dioscórides Renovado de Pío Font Quer, se hace referencia al Linimento de Sumerie (pág. 519) , creado para combatir la sarna. Se elaborada con raíz de una planta a la que llamaban Belesa, se trata del Plumbago europaea, un arbusto de bellas flores azules cuyos congéneres como el Plumbado auriculata se usan mucho en jardinería. Se machacaban 100 gr. de esta raíz y se mezclaban con 1 litro de aceite de oliva hirviendo, se filtraba y se aplicaba una vez frío sobre la zona de la piel afectada por sarna, parecía ser muy eficaz y quizás a la par que peligroso pues tenía un grave efecto vesicante, de esta fórmula se hizo eco el Doctor Salvador Soliva allá por el siglo XVIII, posteriormente el doctor Don Francisco Salvá, médico de Barcelona, en 1778, probó este remedio y si bien daba resultado para evitar los efectos secundarios que causaba decidió probar a tratar la sarna sólo con el cocimiento de belesa mezclado con hojas de malva y parietaria y tuvo excelentes resultados.

Plumbago sp. Ecojardín de Corazón Verde
Plumbago sp. Ecojardín de Corazón Verde

Son muchos los linimentos que se han creado a lo largo de la historia. ¿Conocéis alguno? Seguro que vuestros mayores sí saben de algún eficaz remedio para aliviar las lumbalgias, dolores de espalda en general, o problemas respiratorios. Mi abuelo, que trabajaba como solemos decir, de sol a sol, se compraba en la botica de entonces alcanfor y se lo aplicaba sobre la piel, no se exactamente cómo lo hacía, pues el alcanfor es muy rubefaciente y aplicado en puro puede llegar a ser vesicante. Mi madre nos cuenta que para él era mano de santo pues le aliviaba su cansada espalda y sus fatigadas lumbares.

Si hay un linimento que podemos elaborar muy fácilmente en casa con muchas aplicaciones para aliviar nuestra piel, es el linimento óleo calcáreo, pero mejor os lo cuento en el próximo artículo de este blog y por supuesto os contaré también cómo lo hago yo y veréis qué maravilla y qué sencillo es de elaborar. Uy, casi, casi que compite en propiedades con La Curalotó. ¿Os habéis descargado ya el dossier gratuito del proyecto colaborativo con más de 40 versiones diferentes de La Curalotó de muy diversas partes del mundo? Aquí te recuerdo dónde está.

La curalotó, cosmética natural y artesanaana
La curalotó, cosmética natural y artesana

25 Comentarios

  1. Juan Carlos

    Me resuena tanto el artículo que me ha transportado a mi abuelo que siempre tenía a mano un linimento de color marrón claro más bien liquidó y ahora que reconozco esencias y demás yo diría que con un aroma muy fuerte tipo gauteria …. En fin que voy a investigar qué linimento era porque formo parte de mi infancia de la mano de mi abuelo que ya por entonces se curaba las grietas de las manos como todos los ganaderos de la zona con la maravillosa Celedonia . Gracias Trini por tanta sabiduría y empatía . Un fuerte abrazo

    Responder
    • Trinidad de los Ángeles

      ¡Hola, hola!
      ¡Miles de gracias por colaborar en este blog y por tus bellas palabras!
      ¡Miles de gracias a ti por contar la experiencia de tu abuelo! ¡GRACIASSSS!
      En una semana recibirás el dossier de las «10 super fórmulas de Cosmética Natural de Corazón Verde», jeee, no tengo abuela.
      ¡Abrazos silvestres!

      Responder
  2. Carmina Porta Valles

    Gracias. Me gustaría saber donde tienes la formula de tú linimento que comentas en este post. Pues hace 2 semanas me doble el pie y todavia me resiento

    Responder
  3. María José Tomás López

    M abuela lo usaba para darse » friegas » en las rodillas.
    Gracias por compartir.

    Responder
    • Trinidad de los Ángeles

      ¡Miles de gracias por tus palabras!
      En una semana te enviaré por mail el dossier de fórmulas.
      ¡Qué alegría que le haya sentado tan bien a la piel de tu hermano! ¡Gracias por contarlo!
      ¡Cuánta sabiduría la de nuestros abuelos!

      ¡Abrazos silvestres!

      Responder
  4. Mayka

    Lo recuerdo muy bien, mi padre lo usaba,toda la casa quedaba impregnada de ese olor

    Responder
      • María José

        Trini, recuerdo de pequeña mi abuela lo utilizaba y me decía niña tráeme el bote del tío del bigote, jajajaja así era🤗

        Responder
        • Trinidad de los Ángeles

          ¡Miles de gracias por tu valiosísima aportación! ¡Qué bonica tu abuela!
          En una semana te enviaré por mail el dossier de fórmulas.

          ¡Abrazos silvestres!

          Responder
          • Ana

            Sí, recuerdo sobre todo el olor que lo inundaba todo y la confianza que tenía mi abuelo en sus efectos

            Responder
            • Trinidad de los Ángeles

              ¡Miles de gracias por compartir ese bello recuedo!
              En una semana te enviaré por mail el dossier de fórmulas.
              ¡Cuánta sabiduría la de nuestros abuelos!

              ¡Abrazos silvestres!

              Responder
  5. Marta

    Buenos días Trinidad,
    Qué interesante el artículo, el linimento oleocalcáreo es maravilla y me encantará saber cómo lo haces.

    Responder
    • Trinidad de los Ángeles

      ¡Hola, hola! En unos minutos se publica el nuevo artículo sobre el linimento oleocalcáreo. ¡Miles de abrazos silvestres!

      Responder
  6. Ma Laura Pérez Ortega

    Buen día querida Maestra Trini muchas gracias por esta información

    Responder
    • Sandra

      Había otro, no se si existe todavía, que era también rubefaciente… Estoy tratando de acordarme del nombre, pero no acaba de venirme, era algo así como las siete hierbas suizas o algo parecido (quiere sonarme que eran más, algo como treinta pero me parece exagerado‼️) si alguien lo conoció, agradecería mucho que pusierais el nombre‼️

      Responder
      • Trinidad de los Ángeles

        ¡Hola, hola Sandra!
        ¡¡Ummm, lo investigaré!
        En una semana te enviaré por mail el dossier de fórmulas.

        ¡Abrazos silvestres!

        Responder
      • Sandra González Cárdenas

        Trini, qué interesante lo que nos cuentas, esa fórmula la quiero para mis rodillas.
        Mil gracias x todo lo que nos enseñas.
        Abrazote!

        Responder
        • Trinidad de los Ángeles

          ¡Hola, hola!
          ¡Miles de gracias por tus palabras!
          En breve recibirás el dossier de fórmulas.
          ¡Abrazos silvestres!

          Responder
          • Brenda

            Hola. 😊 Acá en Perú por primera vez oigo ese nombre Linimento, en mis 44 años. Pero sí recuerdo los macerados de hierbas en alcohol, que mi abuela tenía siempre, para dolores.
            Gracias Trini por tu tiempo y todo lo que compartes. 🙌😘 Miles de bendiciones para ti.

            Responder
            • Trinidad de los Ángeles

              ¡Hola, hola!
              ¡Miles de gracias por colaborar en este blog y por tus bellas palabras!
              Las fórmulas que comentas por aquí las conocemos como alcoholaturas.
              En una semana recibirás el dossier de las «10 super fórmulas de Cosmética Natural de Corazón Verde», jeee, no tengo abuela.
              ¡Abrazos silvestres!

              Responder
  7. Teresa

    Que padre Trini!!! Muchas gracias por tu tiempo en estudiar y compartir tus conocimientos.
    PD: ya descargue el dossier de la cúralo toó

    Responder

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Calendario de cursos y talleres de etnobotánica en Corazón Verde