Pin It

Pelargonios olorosos, hidrolatos y aromas que curan

Ciertamente no sabría qué Pelargonio me gusta más, pero los que desprenden sutiles o intensos aromas en sus hojas me fascinan, pues suman la rusticidad de sus hojas, la belleza de sus flores con el regalo de los aromas encapsulados en sus hojas, aunque si dediciésemos destilarlos es en época de floración cuando más cantidad de aceites esenciales nos regalan.

El pasado año decidí destilar el Pelargonium graveolens del Ecojardín de Corazón Verde y me encantó el hidrolato que conseguimos. Hicimos destilación de hojas frescas y secas y cuando les hemos ido dando a probar a nivel olfativo a los alumnos de los cursos de Cosmética, Aromaterapia y Perfumes el aroma de los dos hidrolatos, todos, absolutamente todos valoraban más agradable el aroma del hidrolato extraído de la destilación de la planta en fresco. Ciertamente es un hidrolato más floral con leves toques herbáceos, una verdadera joya para la piel y para el estado de ánimo.

 

Pelargonium graveolens o malvarrosa

Pelargonium graveolens o malvarrosa

El hidrolato de Pelargonio es un excelente tónico para la piel y para el sistema nervioso. Es ideal para todo tipo de pieles. Es tonificante, purificante, regulador de la secreción sebácea. Ideal para evitar la aspereza en rodillas, codos y talones aplicado en forma de compresas. Alivia las pieles irritadas, dañadas por el exceso de sol, cuperosis, rosácea, dermatosis por problemas circulatorios. Es útil para ayudar a cicatrizar heridas y cortes y para frenar una hemorraiga. Ideal usarlo también para aliviar las picaduras de mosquitos, gracias a su poder calmante y antiiflamatorio.

En pulverización y mezclado por ejemplo con hidrolato de menta puede ser un buen aliado para aliviar los sofocos de la menopausia y esta misma mezcla puede ser muy eficaz para pulverizar sobre nuestro rostro para aliviar fatiga, piel con arrugas, golpes de calor, cansancio, incluso nerviosismo e intranquilidad.

En cocina puede usarse para aromatizar bebidas, postres, salsas como así hacen en la cocina tunecina.

En este vídeo publicado en las redes sociales veréis alguno de los pelargonios al natural.

Os compartiré al final del artículo varios libros que os recomiendo si queréis ampliar información sobre este hidrolato y muchos más. Por ejemplo, Len y Shriley, en su libro «Understanding hydrolats»nos cuentan que el hidrolato de Pelargonio es «analgésico, anticoagulante, antiinfeccioso, antiinflamatorio, antiviral, bactericida, calmante, cicatrizante, descongestionante, digestivo, expectorante, lipolítico, mucolítico, sedante, estimulante”. [Len Price y Shirley Price, Understanding Hydrolats: Guide for Health Professionals (Londres: Churchill Livingstone, 2004), 130.]

Hidrolato de Pelargonium graveolens

Hidrolato de Pelargonium graveolens

Por supuesto que si el hidrolato de Pelargonium graveolens es maravilloso y muy útil, no menos útil es su aceite esencial, sólo que a nivel casero es muy difícil obtener aceite esencial, ni siquiera destilando con alambiques de 50 litros, dado el escaso rendimiento en aceite esencial que nos ofrece la planta, rondando del 0,1 % a 0,2 %, es decir que de 1000 gr. de hojas frescas de Pelargonio obtendríamos 0,1 gr. de aceite esencial.

No obstante el aceite esencial de Pelargonio va a variar su composición en función de la variedad de que se trate pero en general es un fabuloso botiquín casero y un gran aliado de las pieles maduras.

En Corazón Verde estamos usando dos aceites esenciales,  con composición levemente diferente en:

monoterpenoles, con propiedades antioxidantes, antimicrobianas, antiinflamatorias.

ésteres,las moléculas del «buen humor»

cetonas,cicatrizantes, lipolíticas, anticogulantes, mucolíticas

Pelargonium asperum o Geranio rosado, Geranio de Egipto, uno de los más apreciados en cosmética por su mayor contenido en monoterpenoles (citronelol 32,5 %, geraniol 15,54% y linalol 5,21%) , ésteres, citronellyl formiate 7,2%, geranyl formiate 3,7 %) y cetonas, isomenthone 6,15%, menthone 0,66%). (Datos extraídos de las fichas técnicas recibidas por Ecoaromuz).

Pelargonium graveolens cv Bourbon, originario de Madagascar. Más rico en ésteres que la variedad anterior, por lo que es más euforiznte y sutil, citronellyl formiate 12,8%, geranyl formiate 6,05 %. monoterpenoles (citronelol 23,21 %, geraniol 12,11 % y linalol 4,28 %) y cetonas, isomenthone 7% y menthone 0,27%. (Datos extraídos de las fichas técnicas recibidas por Ecoaromuz).

Aquí teneis un interesante estudio que habla de la efectividad in vitro del aceite esencial de Pelargonium graveolens para el tratamiento de cándidas.

A nivel emocional si bien un mayor contenido en ésteres puede ayudar a la persona a recuperar mejor el ánimo, lo importante es que la olfación de cada aceite esencial nos ayude a elegir con cuál nos sentimos más vinculados. El aceite esencial ayuda en casos de depresión, ansiedad, intranquilidad. Los ésteres, son las moléculas de la alegría, estimulan las endorfinas que nos ayudan a generar la alegría de vivir, equilibran , crean entusiasmo. Los monoterpenoles, transmiten serenidad, sosiego, equilibran y las cetonas pueden aportarnos claridad.

En los hidrolatos de Pelargonio tendremos capturadas las moléculas polares, es decir con mayor capacidad para disolverse en agua, como por ejemplo las cetonas y los monoterpenoles, pero poco o nada los ésteres, por eso notaremos diferencias en los aromas de ambas sustancias, pero seguro que el hidrolato y en especial el que se obtiene de la destilación en fresco nos va a recordar a la planta de la que ha sido creado con diferentes matices sobre todo de intensidad aromática.

Otros pelargonios muy aromáticos y con interesantes propiedades medicinales son, el Pelargonium odoratissimum, o malvón, con diferentes aromas en sus hojas en función de la variedad. Si queréis conocer más sobre este otro fabuloso Pelargonio os invitro a leer este estudio sobre la «Composición química y actividad antimicrobiana del Pelargonium odoratissimum».

Sus hojas se usan para dar sabor y aroma a mermeladas, tartas, bebidas…

 

Pelargonium odoratissimum, malvón

Pelargonium odoratissimum, malvón

Surgen más dudas o preguntas que nos pueden confundir cuando usamos los nombres populares de las plantas o aquellas con las que son «rebautizadas» en los viveros para animar a su compra y este es el caso del Pelargonium crispum o «geranio limón» con un fuerte aroma cítrico en sus hojas que recuerda al aroma de la citronela y como tal se le ha llamado, aun cuando se trata de plantas bien diferentes como ya os cuento en el vídeo. Desde luego ambos aceites esenciales son grandes aliados para repeler mosquitos y en mis preparados anti mosquitos no puede faltar el aceite esencial de geranio. En este artículo os comparto diferentes fórmulas para repeler a los mosquitos o mejor dicho para «hacernos invisibles» para ellos,

Geranio limón y citronela

Geranio limón y citronela. Pelargonium crispum y Cymbogon nardus o citronela de Ceilán

 

Otros de los Pelargonios que disfrutamos en el Ecojardín de Corazón Verde son el Pelargonium quercifolium, Pelargonium Doctor Livingstone, y el Pelargonium odoratissimum o geranio hoja de menta, tres joyas más llenas de aroma, color y sabor.

Os recuerdo que además de todo lo que os he mencionado podemos comer sus flores, sus hojas y usar la infusión de sus hojas para aromatizar bebidas, tartas, bizcochos, de hecho en México hacen horchata aromatizada con hojas de diversos Pelargonios sp. ¡Toda una joya botánica que nos regala la naturaleza!

 

Pelargonium quercifolium, geranio hoja de roble

Pelargonium quercifolium, geranio hoja de roble

 

Pelargonium odoratissimum, geranio menta

Pelargonium odoratissimum, geranio menta

 

Pelargonio Doctor Livinsgton

Pelargonio Doctor Livinsgton

 

Y si queréis recordar por qué los llamamos «Geranios» porpularmente, cuando en realidad son «Pelargonios», pues os remito a mi artículo anterior: http://www.etnobotanica.net/geranios-y-pelargonios-color-y-aroma-en-verano/

¡Abrazos silvestres!

 

Referencias bibliográficas y documentales:

 

Suzanne Catty, Hydrosols: The Next Aromatherapy (Rochester, VT: Healing Arts Press, 2001)

Len Price y Shirley Price, Understanding Hydrolats: A Guide for Health Professionals (Londres: Churchill Livingstone, 2004)

André Bitsas, Guía de Hidrolatos. Cómo explotar sus innumerables recursos.

http://www.herbotecnia.com.ar/c-biblio011-07.htm#:~:text=Los%20rendimientos%20encontrados%20arrojaron%20un,%2C4603%20y%201%2C4630.

file:///C:/Users/infoc/Downloads/Vol12_No1_Final_Art07%20(1).pdf

http://repositorio.ual.es/bitstream/handle/10835/7187/TFG_RAYA%20TORRES%2C%20MARIA%20ELENA.pdf?sequence=1&isAllowed=y

https://mail.google.com/mail/u/0/#search/in%3Asent+estudio+aceite+esencial+de+pelargonio+y+c%C3%A1ndidas?projector=1

file:///C:/Users/infoc/Downloads/1856-Texto%20del%20art%C3%ADculo-4899-1-10-20160518%20(1).pdf

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Curso de educador ambiental

curso microorganismos

curso Cocina Vegetariana
CURSO DE COLONIAS Y PERFUMES
Curso de cosmética natural
Curso de plantas medicinales
Curso de Jabones ecológicos
Curso de jardinería ecológica