Pin It

Hinojo marino, usos tradicionales, gastronómicos y cosméticos de la planta del escorbuto

Crithmum maritimum islas Oms(14)

Crithmum maritimum islas Oms (Galicia)

Al Crithmum maritimum L, o hinojo marino, le gusta el mar tanto o más que a mi. Su hábitat natural son las grietas o huecos entre las rocas de acantilados y costas recibiendo las salpicaduras de las olas.

La vamos a encontrar por las costas del mar Mediterráneo, Cantábrico y Atlántico. Fue muy bello verla salpicando la parte baja de los acantilados litorales de islas Oms y Cíes en Galicia. En la Comunidad Valenciana la podemos encontrar en Tabarca, Islas Columbretes, por el litoral de Denia, Jávea y concretamente, lo que yo más conozco, Alicante, donde la disfrutamos en playas poco masificadas como las que tenemos por la Arenales del Sol.

Crithmum maritimum Oms

Crithmum maritimum Oms

El hinojo marino, es una planta herbácea,  de las llamadas halófilas (amantes del sol), de unos 40 cm de altura, de hojas carnosas, color verde plateado y flores verde blanquecinas. Toda la planta está perfectamente diseñada para soportar no sólo una gran exposición solar sino la salpicadura de agua del mar. Esta protección llega hasta el fruto el cual se recubre de aceite esencial protegiendo así su interior donde se encuentra el embrión.

Su resistencia junto con los interesantes usos culinarios y cosméticos, que en breve os cuento, la hacen más que merecedora de un espacio en el diseño de los jardines mediterráneos, con tendencia a la aridez y con cercanía a zonas de litoral. En el Ecojardín de la Cooperativa Corazón Verde es una planta muy apreciada.  Es muy fácil reproducirla a través de sus semillas que podremos recolectar a partir del mes de octubre, pero antes recolectaremos del Ecojardín otra parte de la planta, los tallos con flores, para destilarla y obtener su preciado aceite esencial y su hidrolato

Crithmum maritimum hojas

Crithmum maritimum hojas

Crithmum maritimum flores-(5)

Crithmum maritimum flores

El “hinojo marino”pertenece a la familia botánica de las umbelíferas o apiáceas,  que se caracterizan por la disposición de sus flores en umbelas, muchas con excelentes usos culinarios y de las que seguro  conocéis algunos otros de sus representantes, como el perejil, la zanahoria, el eneldo, la alcaravea y por supuesto el hinojo de campo o “Foeniculum vulgare”, con quien comparte no sólo el nombre común, sino una oruga a la que ambos hinojos sirven de alimento. Se trata de la bella Papilo macaon, que se transforma en una aún más bella mariposa.

Papilo macaon

Papilo macaon

Mariposa Papilo macaon

Mariposa Papilo macaon

La etimología de su nombre es también muy interesante. El nombre del género “Crithmum” procede del griego “Crêthmon”, nombre con el que se conocía a esta planta desde la antigüedad y que significa “cebada”, posiblemente por el parecido de las semillas de ambas plantas y el nombre de la especie “maritimum” alude a su hábitat de vida próximo al mar.

Crithmum maritimum semillas-(1)

Crithmum maritimum semillas

Sus usos como planta comestible se remontan a las antiguas travesías en las que se llevaba esta planta para prevenir el escorbuto, gracias a su riqueza en vitamina C y sales minerales. Ya aparece mencionada en el libro del Dioscórides por sus funciones como antiescorbútica:

“Se recomienda dar 1 o 2 onzas de la planta por día, fresca, machacada en un mortero, y luego arrastrado el jugo con dos tres aguas, hasta llenar un vaso. Esta agua contiene tolas las partes útiles del vegetal, incluso sus vitaminas y se toma en un par de veces.” “…Las raíces, la simiente y las hojas, cocidas con vino y bebidas, son útiles a la retención de orina y a la ictericia, y provocan el mentruo. Cómese crudo y cocido el crithmo y consérvese también en salmuera”. (p.498 El Dioscórides renovado).

Popularmente se emplean las hojas del “hinojo marino” o “fenoll marí” en infusión al 2%  además de como antiescorbútica, también como diurética y antihelmíntica (eliminar lombrices intestinales).

Como más nos gusta disfrutarlo en casa es en un encurtido hecho con agua sal y vinagre. Así lo comen y lo consideran un manjar en las islas Baleares, donde se ha tenido que regular la recolección de la planta a no más de 1 kilo por persona para evitar que desaparezca de su hábitat natural.

No osbtante además de en salmuera, el hinojo marino puede comerse hervido y salteado como cualquier otra verdura acompañando otros manjares. Y se está poniendo de moda como “microvegetal” o “cress”.

 

 Encurtido de hinojo marino

Se preparan los tarros de cristal correctamente esterilizados

Recolectar los tallos tiernos, lavarlos bien y ponerlos a remojo unas dos horas con agua y sal

(unos 20gr de sal por litro de agua)

Escaldarlos unos 5 minutos y pasarlos a continuación por agua fría.

Calentar a 90º el líquido de gobierno que se prepara con 3  partes de vinagre, una de agua y unos 20 gr de sal por litro.

Llenar los tarros con la planta y cubrirla con el líquido de gobierno.

Cerrar y esperar de 15 a 20 días antes de comerlo para que haya cogido sabor el encurtido.

Podéis hacer variaciones agregando algunas hierbas aromáticas o dientes de ajo, etc.

Encurtido de hinojo marino

Encurtido de hinojo marino.

Ensalada con hinojo marino

Ensalada con hinojo marino

¡Seguro que se os ha abierto un poco el apetito! No en vano los encurtidos se emplean mucho en nuestra gastronomía como aperitivos, son una manera de empezar a segregar jugos gástricos y con ello abrir el apetito. Y como me encanta la etimología de las palabras os cuento que la palabra “aperitivo”, viene del latín “aperire” que significa “abrir”, se expresa en diminutivo pues se trata de comer un bocado pequeño que abra el apetito pero que no sacie.

Pero volvamos al Crithmum maritimum L. para contaros ahora algunos de sus usos más actuales, especialmente los que se derivan de su extracto en CO2 y de su aceite esencial y otros de sus componentes, como los ácidos grasos poliinsaturados y los flavonoides, que están haciendo de esta planta un ingrediente muy especial en la cosmética actual para prevenir el envejeciemiento de la piel.

El aceite esencial de hinojo marino se extrae por destilación por arrastre de vapor, y está compuesto mayoritariamente por hidorcarburos, monoterpenos (beta felandreno, parafimeno, sabineno) y éteres ( timol metil eter, timol metil óxido). Contiene también sales minerales, yodo, vitaminas A, C, E y ácido clorogénico lo que la convierten en una potente antioxidante. Es un aceite esencial muy apreciado en la cosmética actual para el tratamiento de la celulitis, así como en el tratamiento de la piel seca, agrietada, envejecida, estrías, arrugas en contorno de ojos y labios, etc.,  pues es capaz de activar la sintesis de colágeno y elastina mejorando el tono y la elasticidad de la piel.

En perfumería tiene unas interesantes notas que acaban recordando la brisa marina. Oler su aceite esencial lleva a la relajación, la calma y casi se puede percibir el mar cercano, como cuando somos capaces de escuchar las olas del mar a través de una caracola, ¿lo habéis hecho alguna vez? En casa aún conservamos una enorme caracola que de niños la poníamos pegada a nuestras orejas para oir el mar y os aseguro que lo oíamos. Os invito a oler el aceite esencial del hinojo marino con los ojos cerrados.

Lo más novedoso que conozco del uso cosmético de esta planta es su extracto llamado Samphira Wax, es un extracto obtenido pasando la planta a través de CO2 supercrítico ( el CO2 o dióxido de carbono es un gas totalmente inocuo que en condiciones de temperatura y presión que superen su punto crítico se convierte en un fluído, con propiedades intermedias entre líquido y gas y cuando se comprime se convierte en un eficaz disolvente), consiguiéndose así arrastrar el aceite esencial, los flavonoides, minerales, polifenoles y vitamina C, convirtiendo al Crithmum en un sustituto más natural de los retinoides empleados en formulaciones anti edad. Por cierto, el nombre de “Samphira” es la denominación inglesa de la planta, derivada quizás de la antigua denominación francesa “Sant-Pierre” o la denominación italiana, más antigua aún “herba di San Pietro”

¡Impresionante lo que da de si una humilde planta costera!

Si habéis conseguido llegar hasta aquí bien os merecéis una fórmula cosmética para nutrir la piel, de uso especialmente nocturno, ya que para cuidar nuestr piel de día necesitaríamos agregarle protección solar, al menos en verano. Espero poder compartiros con todos, nuevas e interesantes fórmulas, como contorno de ojos, anticelulíticas, aceites de masaje etc…

Crema nutritiva con aceite esencial de hinojo marino

Ingredientes:

Todos los aceites vegetales e hidrolatos proceden de la agricultura ecológica

Hidrolato 80%

Aceite de sésamo 10%

Cera olivem 8%

Conservante 0,6%

Vitamina E 1%

Aceite esencial de hinojo marino 0,4%

PH final 5,5

Procedimiento:

Fase A: fundir al baño María la cera y agregar el aceite de sésamo (70ºC).

Fase B: calentar al baño María el hidrolato a 40ºC e incorporar a la fase A agitando con la batidora a media potencia.

Crema nutritiva con aceite esencial de hinojo marino

Crema nutritiva con aceite esencial de hinojo marino

Espero que disfrutéis del “hinojo marino”  en su hábitat natural o en vuestro jardín o en el alféizar de vuestra ventana o terraza. Recordad que es muy fácil de cultivar y merece la pena conservarla y respetarla, por ser además una planta protegida.

Crithmum maritimum

Crithmum maritimum

Os invito a que compartáis en los comentarios de este artículo fotos de la planta en su hábitat natural o recetas que conozcáis elaboradas con ella.

¡Abrazos silvestres para todos!

Leave a Reply

You can use these HTML tags

<a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

  

  

  

Introduce tu correo electrónico para suscribirte a este blog y recibir notificaciones de nuevas entradas.

    Curso de educador ambiental

curso microorganismos

curso Cocina Vegetariana
CURSO DE COLONIAS Y PERFUMES
Curso de cosmética natural
Curso de plantas medicinales
Curso de Jabones ecológicos
Curso de jardinería ecológica